martes, 21 de marzo de 2017

La selección femenina jugará un amistoso ante Brasil

La selección boliviana de fútbol femenino jugará un encuentro amistoso internacional ante Brasil el lunes 10 de abril, en San Pablo, informó ayer el presidente interino de la FBF, Marco Peredo.

"No vamos a desaprovechar este partido para hacer una conjunción de jugadoras de la categoría mayores y chicas de la Sub-20 pensando en los Juegos Bolivarianos de este año”, dijo Napoleón Cardozo, director técnico del cuadro boliviano.

Cardozo dio a conocer en la jornada la nómina de las 27 preseleccionadas, de las cuales 14 son jugadoras mayores de 20 años y 13 menores de 20 años. De este grupo, el cuerpo técnico se quedará con 19 para viajar el 9 de abril a San Pablo.

Las elegidas comenzarán a sumarse a la concentración en Santa Cruz desde mañana y por 20 días, aproximadamente.

La base de la nómina tiene a 12 jugadoras cruceñas, cinco que juegan en equipos de Cochabamba, cinco provienen de Tarija, dos de La Paz, una de Beni, una de Potosí y otra de Chuquisaca. Entre las jugadoras con mayor roce están: Maitte Zamora, Yanet Morón y Janeth Viveros.

En la lista están: Paola Álvarez, Abril Paz, Karely Zabala, María Vaquero, Ana María Ribera, Ericka Morales, Helen Maolo, María Giménez, Deysi Trópico, Martha Andade, Raquel Menesese, Janeth Viveros, Sarah Sandoval, Ángela Cárdenas, Yanteth Morón, Nazarena Cárdenas, Marcela Ortiz, Ruth Jiménez, Mariana Caucota, Sonia Torihuano, Cielo Veizaga, Ana Paula Rojas, Maitte Méndez, Yoselín Baualto, Olga Cruz y Paola Guzmán.

Para afrontar el partido amistoso contra Brasil: Cinco tarijeñas en preselección boliviana de fútbol

Paola Álvarez, Mariana Caucota, Ana María Ribera, María Laura Gómez y Sara Sandoval;

son las cinco jugadoras tarijeñas que integran la nómina de la preselección boliviana de fútbol que se alista para afrontar el partido de carácter amistoso ante Brasil el 10 de abril en San Pablo.

Este lunes la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), emitió el comunicado de la lista de la preselección nacional de fútbol femenino y que la integran 27 jugadoras y cinco de ellas son oriundas de Tarija y de filas del club San Martín de Porres, que es el bicampeón nacional.

Recordemos que San Martín hace poco participó de la Copa Libertadores Femenina que se disputó en Uruguay a fines del pasado año y que el crédito tarijeño estuvo cerca de acceder a la siguiente instancia del torneo, quedando eliminada por diferencia de gol y dejando una buena imagen en el certamen internacional.

Producto del buen rendimiento de varias jugadoras en dicho certamen sudamericano, les permitió ser convocadas a la selección absoluta y entre las nominadas están la arquera Paola Álvarez, quien tuvo una destacada actuación en la Libertadores con San Martín y que de paso volverá a vestir la Verde, al igual que la volante polifuncional Mariana Caucota. La lista la completan; Ana María Ribera, María Laura Gómez y Sara Sandoval.

Olga Cruz es convocada a la Selección Boliviana de Fútbol Femenino

La jugadora potosina Olga Cruz fue convocada ayer a la Selección Boliviana de Fútbol Femenino que jugará un partido amistoso ante Brasil el próximo el lunes 10 de abril, en la ciudad de San Pablo.

La goleadora y campeona nacional con la selección potosina de fútbol, tendrá que viajar a la ciudad de Santa Cruz, para unirse al resto del equipo y ponerse a las órdenes del técnico de la Verde, Napoleón Cardozo.

Un total de 27 jugadoras de diferentes equipos fueron convocadas para conformar la preselección boliviana que inicia el jueves su trabajo de preparación y tendrá una duración de 20 días.

lunes, 20 de marzo de 2017

Video La Seleccion Femenina jugara un amistoso contra Brasil

Helen Maolo Gosalvez un ejemplo en el fútbol nacional

Lágrimas salen de los ojos por la emoción de entonar el Himno Nacional y más de haber conquistado un sueño que al inicio parecía difícil. Vestir la casaca de la Selección Nacional y representar a todo un país, como una gran jugadora de fútbol.

Así fue el sentimiento que vivió en carne propia Helen Mayerlin Maolo Gosalvez, quien dio el mensaje de que nada es imposible en la vida.

Al estar presente en ese campeonato, por su mente pasó cómo inició su trayectoria, que siempre estuvo ligada al deporte de multitudes. Aquel sueño empezó cuando era apenas una niña, ella vivía en Guayaramerín y junto a su papá se reunía para observar los partidos de la Selección Nacional mediante la pantalla chica.

Ver a esos jugadores jugar por su país, nació en ella un sentimiento que sólo aquellas personas que persiguen sus sueños, lo pueden entender. Lo importante era que desde un inicio siempre tuvo el apoyo de su papá, Santa Cruz Maolo Vaca.

Helen jugaba en la calle junto a sus amigos de barrio y a partir de ese momento se fue formando como jugadora de fútbol, al principio sin técnica y táctica, pero sí con mucha habilidad para comenzar a trabajar lo que más añoraba, llegar a la Selección Boliviana.

"Mi papi siempre me decía que si a mí me gustaba (el fútbol) y tenía que trabajar mucho para llegar a donde yo quería", afirmó.

MAOLO

Helen Mayorlin Maolo Gosalvez vio la luz en la ciudad beniana de Guayaramerín, el 29 de diciembre de 1988. Estudio en el Colegio Julia Ribera Aguilera de donde salió bachiller en la ciudad de Santa Cruz. Posteriormente, realizó estudios de gastronomía en Infocal y de la Universidad "Domingo Savio" salió como operadora en computación. Actualmente se encuentra en el segundo año de las carreras de Ciencia Política y Administración Pública en la Universidad "Gabriel René Moreno" de la capital cruceña.



EL FÚTBOL

Sus primeros pasos los dio como dijimos en su ciudad de origen jugando con sus compañeritos de barrio, posteriormente, por designios del destino el rumbo de su vida le marcaría como residencia la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Ya tenía 11 años y comenzó a jugar futsal, deporte en el que se destacaba por las habilidades que tenía con el balón.

Antes de cumplir los 18 años, encontró el sendero de lo que ella estaba soñando. Una persona al ver sus aptitudes la llevó a probarse al Club Blooming, donde impresionó con su juego. Fue el técnico Hernán Melgar quien sembró en ella, los elementos básicos para que se consolide en el fútbol.

"Me costó un poco adaptarme al fútbol, porque no es lo mismo que el futsal, es más lento", indicó.

A medida que pasaron los meses, Helen se fue ganando la titularidad en el equipo y el 2007 con su equipo Blooming fue a jugar el nacional de clubes que se desarrolló en la ciudad chaqueña de Yacuiba. Sería su primera partición a nivel nacional y logró el subcampeonato.

"Fue una emoción grande que sentía, estaba agradecida con Dios porque me dio la oportunidad de jugar en un nacional. Sentía que no me cambiaba por nadie porque ya estaba jugando un nacional", subrayó.

Su carrera deportiva continuaba enmarcada en el fútbol y cada vez se esmeraba más para ser la mejor, como se había propuesto desde niña, aquella situación le permitió ser la capitana del equipo.

En el 2013, su equipo logró alcanzar el título de campeón, lo que les dio el derecho de participar en la Copa Libertadores "Fox do Iguazú" que se jugó en el Brasil. En ese campeonato la representación boliviana quedó en el cuarto lugar. Blooming representó a Bolivia con el nombre de "Mundo Futuro".

Al año siguiente, "Mundo Futuro" volvió a ganar el derecho de participar en la Copa Libertadores en San José de San Paolo en Brasil. Ella se consolidó en el puesto de zaguera jugando con la casaca número cuatro de lateral izquierdo. El 2016, Helen fue contratada de refuerzo en el equipo de San Martín de Porres de Tarija para ir a jugar la Copa Libertadores en Montevideo del Uruguay.

Tras sus primeras presentaciones internacionales, fue vista por los técnicos para ser convocada en principio a la selección cruceña de fútbol y luego a la Selección Nacional.

"El fútbol me enseñó a tener un objetivo a seguir como jugadora, cuidarme y a trabajar más en equipo, pero sobre todo ser humilde, no menospreciar a ningún equipo sea chico o grande, porque siempre debe primar el respeto al rival. Cuando uno tiene un objetivo, nunca debe rendirse, debe desarrollar un carácter y mentalidad como jugadora. Eso me enseñó que cuando uno quiere se llega lejos, eso me enseñó el fútbol", aseguró.

Finalmente, su sueño se haría realidad al integrar la Selección Nacional, jugando con la casaca número tres en el puesto de zaguera central.

"Fue una emoción muy grande que sentí, ahí lloré de alegría y más porque entoné el Himno Nacional en otro país. Sentía que mi corazón estallaba, pero de alegría, y que por fin estaba realizando mi sueño de estar en la Selección Boliviana. Fui a jugar a Chile, a Santiago en los Juegos Odesur", indicó.


miércoles, 15 de marzo de 2017

La estrella brasileña Marta se naturaliza sueca



Marta, estrella del fútbol femenino brasileño, anunció este miércoles que se naturalizó sueca, tras diez años de residencia en el país escandinavo, pero añadió que quiere seguir jugando en la selección de su país de origen.

"Quiero poder vivir a largo plazo en Suecia. Me gusta todo en Suecia y ahora tendré la posibilidad de continuar viviendo aquí cuando me retire como futbolista", declaró Marta Vieira da Silva al diario regional Sydsvenskan.

La delantera de 31 años dejó su país muy joven, en 2004, para intentar la aventura en Umeå, no lejos del círculo polar. Sin contar intervalos en Estados Unidos y en Brasil, disputó en total diez temporadas en Suecia, y se apresta a jugar la undécima con Rosengård, club de Malmö.

"Me siento sueca también. (...) Estoy hiper-feliz de haberlo hecho ahora", dijo en referencia a haber obtenido el pasaporte sueco, posando con su acta de naturalización, fechada el 9 de marzo.

Pero Marta mantendrá su nacionalidad brasileña y no vestirá nunca la camiseta de la selección sueca. "No puede ni quiere cambiar de equipo nacional", informó Sydsvenskan.

lunes, 6 de marzo de 2017

Las futbolistas argelinas, ante el dilema del balón o el matrimonio



"A los siete años, tras salir de la escuela, tiraba mi mochila y me iba a jugar al fútbol con los chicos de mi barrio", cuenta Fathia, centrocampista del equipo de Relizane, una ciudad a 300 kilómetros al oeste de Argel.

Como Fathia, catorce jóvenes que han vivido experiencias similares y no menos excepcionales se reúnen alrededor de su entrenador, Sid Ahmed Mouaz, con la pasión del fútbol como leitmotiv.

En 1997, mientras que la guerra civil hacia estragos con alrededor de 200.000 muertos, Mouaz, algunos apasionados del balón y unas futbolistas pioneras crearon el equipo "Afak Relizane", al mismo tiempo que los islamistas armados prohibían la práctica de cualquier deporte femenino.

Ese año, Relizane salió del anonimato con la peor masacre de la "década negra", más de 1.000 muertos.

"Los terroristas me enviaron una carta para exigir que abandonáramos el fútbol femenino", rememora Mouaz, que se negó a hacerlo.

"Las chicas fueron insultadas y escupidas a la salida de los estadios. Para los que tienen una mentalidad retrógrada, una chica de buena familia no juega al fútbol", lamenta Mouaz.

"Vete a casa a cocinar", o "búscate un marido", son algunas de las frases que la mayoría de las jóvenes escucha a menudo.

En su mayoría de origen modesto, las jugadoras consiguieron convencer a sus más cercanos para que aceptaran su pasión por el fútbol, pese a los prejuicios y un reconocimiento económico inexistente.

En el estadio, tienen su pabellón: un dormitorio, armarios, una televisión y un equipo de música. Un cocinero les prepara la comida. Al llegar, reciben la ropa que se seca al aire libre tras un lavado rápido.

Sin embargo, el cuerpo técnico les "obliga" a seguir con los estudios, a inscribirse a un curso de formación o les encuentra un trabajo.

- El balón o el matrimonio

Casi todas las mujeres llevan velo en esta ciudad popular de casi un millón de habitantes situada en una región agrícola.

"Estoy orgullosa de mi hija, pero estaré más tranquila si deja el balón, se casa y lleva el velo como las otras mujeres de la región", confiesa Fatma, la madre de Fathia, jugadora de la selección de Argelia.

Viuda y madre de seis niños, habla de su angustia permanente de morir antes de que su hija encuentre un marido.

Cada vez que una de las chicas es cortejada por un chico, siempre se repite el mismo refrán: "el balón o el matrimonio".

Las jóvenes se ven obligadas a elegir entre el matrimonio, sinónimo de fin de su carrera en el fútbol o la soltería y seguir disfrutando de su pasión.

Mouna, atacante, se casará en marzo y abandonará su sueño de jugar al fútbol.

"Si hubiera alguna motivación, continuarían jugando de la misma manera tras el matrimonio", asegura Mouaz.

Ningún patrocinador financia al equipo. "No se financia a ningún equipo de fútbol femenino en Relizane", lamentan varias jugadoras decepcionados de ser tan poco consideradas mientras que ellas obtienen excelentes resultados.

- Doce euros por partido

En estos últimos años, el club ha dominado todas las competiciones nacionales y ha ganado seis Copas y siete campeonatos de Argelia. Los trofeos conquistados están colgados en la oficina del entrenador.

"Un orgullo para la ciudad", subrayan algunos residentes. En cambio, cuando juegan en casa, pocos habitantes se desplazan para apoyarlas. Un antiguo wali (presidente de la región) les ofreció un mini autobús, poco cómodo para sus largos trayectos.

Seis de las chicas juegan con el combinado nacional, entre ellas una de 15 años.

Cuando ganan un encuentro, reciben 1.500 dinares (12 euros), "una miseria", dice Mouaz con rabia.

Una victoria en la Copa de Argelia aporta alrededor de 1,5 millones de dinares (12.762 euros) y cero dinares por el campeonato, que es "amateur", por lo que la única recompensa pasa solo por el trofeo.

El presupuesto anual acordado con las autoridades locales ronda los 3,2 millones de dinares (27.313 euros).

Para su última victoria, el presidente regional (wali) recibió a las chicas para homenajearlas, cuando ellas esperan un gesto financiero en lugar de una bolsa de deporte.

Además, la dirección de Afak se esfuerza por encontrarlas un empleo a tiempo completo en función de su cualificación.

"El amor por el fútbol es más fuerte que la mentalidad retrógrada, pero todo está hecho para romper a este equipo", denuncia uno de los fundadores del Afak. (06/03/2017)

sábado, 4 de marzo de 2017

Goleadora de San Martín es tentada en el exterior



Gracias a su buena actuación en la Copa Libertadores Femenina que se disputó el pasado año en Uruguay, la delantera de nacionalidad Argentina,

Janina López, viene siendo tentada por clubes profesionales de países como Brasil, Colombia y Uruguay. Estos equipos de paso son protagonistas en sus respectivas Ligas y que constantemente participan en torneos internacionales.

Janina López de aquí un tiempo tras se convirtió en el estandarte de San Martín, siendo una de las jugadores más importantes para el equipo tarijeño dentro de torneos nacionales e internacionales ya que la delantera salteña fue pieza clave para la obtención de los dos títulos nacionales del elenco santo y que además viene de tener una destacada actuación en la reciente Copa Libertadores Femenina que se disputó a fines del pasado año en las ciudades uruguayas de Montevideo y Colonia.

“Estamos a la espera de una respuesta de Janina López ya que ella tuvo una destacada actuación en la Copa Libertadores y eso despertó el interés de varios equipos de Brasil, Colombia, Uruguay”, informó Juan Arroyo, presidente de San Martín, quien el próximo 17 de los corrientes tendrá una figura clara sobre el futuro de su principal carta de gol.

“Con ella estamos hablando y le expresamos todo nuestro respaldo para que pueda jugar en el exterior porque sería la primera jugadora que San Martín exportaría al exterior y eso sería una alegría inmensa, pese a que sería una gran baja para el equipo y difícil de sustituirla”, añadió el titular de San Martín.

Recordemos que la delantera salteña suele incorporarse al club directamente para jugar los torneos nacionales e internacionales, esto debido a que en su lugar de origen es profesora de un establecimiento educativo y por ese motivo no podía sumarse con anticipación, pero aun así López lograba adaptarse al funcionamiento del equipo.

Justamente para la pasada Copa Libertadores, Janina llegó directamente para subirse al avión y ya en suelo uruguayo las cosas le salieron bien, pese a que en el debut ante Generaciones Palmiramas sufrió una lesión, que lastimosamente hizo que mermara su rendimiento.

Pese a que jugó entre algodones el resto de los dos partidos en la Libertadores, aun así la delantera de San Martín tuvo un buen desempeño el segundo partido que entró en el segundo tiempo ante Cataratas de Brasil y marcó un gol de buena calidad.

Justamente ese gol es uno de los que despertó el interés del cuerpo técnico de Cataratas, quienes son uno de los equipos interesados en contratar a la delantera del equipo tarijeño.

Posteriormente en la última fecha ante Nacional de Uruaguay, López aportó con dos goles para el contúndete triunfo de San Martín que se despidió del torneo con cuatro puntos y quedó fuera por diferencia de gol. Pero la buena producción de López despertó el interés de varios equipos sudamericanos.



miércoles, 1 de marzo de 2017

Nelfi Ibáñez Guerra, entrenadora de fútbol 'Estoy a punto de colgar los cachos'

Es la única mujer en el mundo que dirigió a un equipo de varones de una segunda división, fue en Perú a los Hijos de Acosvinchos. Vio pasar a tres técnicos de Barcelona, estuvo en la era de Frank Rijkaard, Josep Guardiola y del extinto Tito Vilanova, opinando, armando estrategias, ahí en el banquillo de uno de los clubes más importantes del mundo. Parece que eso no es suficiente. Su condición de mujer la ha dejado "estancada" en su carrera como técnico profesional de fútbol, gracias al machismo. Lleva poco más de ocho meses parada sin dirigir y ya está pensando en "colgar los cachos", dice. Nelfi Ibáñez quiere dirigir una selección Sub 15 de varones, volverá a insistir a la actual dirigencia futbolera a la cabeza de Marcos Peredo y al entrenador de la “Verde”, Mauricio Soria, para que le den la oportunidad de demostrar lo que ella sabe.

P. Tuvo la oportunidad de estar con tres entrenadores de Barcelona, ¿qué experiencias le quedan de eso?
N.I.: Estuve con el club Barcelona, hice una pasantía, en ese entonces estaba Frank Rijkaard, hablé con él para poder participar, ver cómo andaba el equipo, le encantó muchísimo que sea entrenadora de fútbol. Me deja un excelente recuerdo. Luego entró Josep Guardiola, me quedé un tiempo, no pude opinar, contrarrestar jugadas. Coordiné bastante con el difunto Tito Vilanova. Un día me gustaría estar con toda esa gente y grabar las impresiones que tienen de mí.

P. ¿Qué hizo al retornar al país?
N.I.: Cuando volví al país hablé con dirigentes del club Aurora para poder dirigir, les envié mi currículum, que yo me sentía capaz de dirigir un equipo, aparte que estaba descendiendo y les dije que me dieran tres meses para que lo mantenga en primera. Luego hablé con Sport Boys igual me dijeron, mandé mi CV. Hablé inclusive con las inferiores de Bolívar y me dijeron lo mismo. Hablé con el entonces presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Rolando López, para que me den una Sub 15. Quiero demostrar mi capacidad, pero no dejan, no te permiten. No quiero pensar que porque soy mujer.

P. ¿Qué le sugirieron?
N.I.: Me dijeron que hable con Guillermo Hoyos, lo hice y me quedó un sabor amargo porque parece que no le gustó. Me dijo que si yo quería dirigir una Sub 15, que yo le estaba quitando el puesto y que esto estaba manejado a nivel político. Le dije que muchas gracias, que mucha suerte. Eso fue antes del partido contra Perú.

P. ¿Es difícil que una mujer dirija un equipo de varones en una Liga profesional?
N.I.: Hay más machismo en Sudamérica que en otro lado. Soy la primera mujer del mundo que ha dirigido equipos de hombres. Eso muy es fuerte para los dirigentes. Eso lo pude ver en Perú, porque estuve a cargo Hijos de Acosvinchos. Tuve mucho aprecio con los dirigentes y ellos me dijeron que si me dejaban entrar en el mundo del fútbol en Perú, en realidad las mujeres se les vendrían encima y era el momento de no dejarme entrar para que las demás mujeres no puedan hacer lo mismo que hago yo.

P. ¿Le dieron alguna selección nacional?
N.I.: Entrené a la selección boliviana femenina y me dieron siete días para poder armar un equipo. Obviamente que no fue mucho tiempo, peor si se trata de fútbol femenino, porque no tiene base en nuestro país ni en otros. Hay que trabajar bastante y eso lleva tiempo. Trabajé en el aspecto defensivo para que no nos den una goleada y fuimos a Colombia e hicimos un papel regular. Clasificamos. Las chicas jugaron muy bien y nos tocó contra los anfitriones y nos ganaron 3-2.

P. ¿A qué se dedica en la actualidad?
N.I.: Desde junio del año pasado me encuentro parada, intentando entrar a la selección. Quiero trabajar con grupos de varones base, una Sub 15. Si hago mal papel yo me voy a ir y no voy a molestar más. Sé lo que he aprendido, sé la experiencia que he tenido. No me gustaría salir del país solo por mi familia. Espero que me den una oportunidad.